Pages

26 junio, 2008

CUANDO UN AMIGO SE VA…

Me causó mucha gracia leer en el Fotolog de Alejandro Nagy la despedida a su gran amigo de andanzas: el Renault Clio diesel rojo (foto). Pero no porque piense que este loco, sino porque es natural lo que le ha pasado y no es el único caso que conozco. Cómo no sufrir la separación de un auto con el que uno ha pasado tantas cosas, y cómo no extrañar volver a subirse en él para salir juntos a recorrer caminos. Fue tan sincera la despedida de Ale para con el Clio que hasta me hizo entrar en nostalgia a mí, y rápidamente recordé cuando todos los domingos me llevaba a la radio para hacer el programa en la Rock and Pop y me decía que tenía que hacerle “algunas cositas” pero que no podía pararlo porque estaba a full. También se me viene a la mente tener que correr siempre una pila de CD en la parte trasera, pero eso seguramente formará parte del nuevo “amigo” de Nagy. En fin, el nuevo coche posiblemente será tan macanudo como el Clio Rojo, pero seguramente no podrá tapar su espacio vacío… ¿No Ale?

Leer la “despedida” de Nagy.

No hay comentarios: