Pages

25 mayo, 2009

BICENTENARIO SOBRE RUEDAS

El gobierno nacional quiere tirar la casa por la ventana para festejar el bicentenario y parece que no piensa dejar el automovilismo de lado en esta mega celebración. Aunque es cierto que los proyectos a los que apuntan son bastantes ambiciosos o mejor dicho, faraónicos. Hace unos días trascendió que la dirigencia política argentina analiza traer a la Fórmula 1 en 2010 (aunque lo patearon para el ’11), algo que salió de la boca del mismísimo Bernie Ecclestone. La millonaria aventura (150 millones de dólares, según Clarín) parece irrealizable para estas latitudes y superó ampliamente el –también- ambicioso proyecto de reeditar la Buenos Aires-Caracas de la mano del Turismo Carretera, la categoría nacional más popular. La realidad es que para ambas cosas se realizaron las gestiones necesarias y ahora falta lo más importante: la plata. ¿Es posible? “Es muy difícil traer la Fórmula 1, porque alguien tiene que resolver afrontar los gastos. Negocio no es. Ni se puede empatar. Es para perder mucha plata. Ahora si alguien quiere decir yo tengo a la Fórmula 1 en mi casa y eso vale lo que vale, lo entiendo”, dijo Carlos García Remohí, presidente de la CDA del ACA. Más claro, echale agua…

Share Compartí este post con tus amigos.

No hay comentarios: