Pages

21 julio, 2009

LA CAÍDA DE “MARQUITOS” DI PALMA

El 12 de julio de 1998 “nació” Marcos Di Palma en el automovilismo, cuando se enfrentó a Juan María Traverso en el autódromo de Buenos Aires. Todo lo que vino después de aquel episodio fue inimaginable para el arrecifeño, que saltó a los más altos niveles de popularidad. Once años después, una situación similar a aquella, pero más violenta y desencajada, parece ponerlo contra las cuerdas en lo que presume ser el ocaso de ese producto llamado “Marquitos”. El escándalo que edificó en Brasil dejó en evidencia que se resquebrajó parte de los cimientos en su empresa: la gente tomó partido y apoyó a Norberto Fontana, y ni sus más acérrimos seguidores salieron a defenderlo; gran parte de la prensa especializada fue acertadamente crítica con este hecho violento y parece que quedó atrás el temor de opinar distinto sobre “el ídolo”. Pero los desaciertos fuera de pistas son congruentes con lo que ocurre arriba del auto de carreras. Porque deportivamente hablando no hay dudas que Di Palma está en el peor momento de su trayectoria (no gana desde 2006). Pese a tener uno de los presupuestos más abultados del país, participa sin penas ni glorias en el TC y en el Top Race. En ambas categorías cambia de equipo como de calcetín y a las estructuras no les seduce tenerlo entre sus filas. Ahora seguramente recibirá una dura sanción de parte de la CAF de la ACTC. Pero Marcos está a tiempo de reinventarse y volver a las fuentes: siendo competitivo y generoso con el ambiente automovilístico, que en definitiva fue el que lo convirtió en “Marquitos”…

Share Compartí este post con tus amigos.

1 comentario:

Guille dijo...

Una lastima, en Trv6 estaba para hacer un buen papel este fin de semana.
Creo que tiene todo dado para meterse entre los 10 de nuevo en ambas categorías.