Pages

09 septiembre, 2010

El recambio generacional fue ayer

Los nombres de la Copa de Oro 2010 muestran a flor de piel el recambio generacional en el Turismo Carretera. Más aún si se tiene en cuenta que de los 12 pilotos, hay 8 que no llegan a los 30 años. Que campeones como Guillermo Ortelli, Omar Martínez, Norberto Fontana y Juan Manuel Silva hayan quedado afuera generó una conmoción que, más allá del dato de rigor periodístico, no tiene razón de ser. Porque el recambio generacional comenzó hace ya un par de años y ésta es una confirmación más. Además, no creo que haya que sacar un decreto para que el título se defina entre consagrados, porque muchas veces lo más entretenido en pista lo aportan los jóvenes. A mediados de 2007 (sí, hace tres años) hicimos un informe en la edición N°47 de la revista SóloTC en el que alertábamos que el TC había entrado en un profundo recambio generacional (que hoy se hace evidente) y en ese marco escribí la columna de opinión que reproduzco abajo:

Cambio Inducido
El TC está frente a uno de los cambios generacionales más radicales de su historia. Porque esta vez el proceso convive con una etapa de transición hacia el “nuevo” automovilismo, en el que el auténtico corredor de carreras es reemplazado por el piloto de autos. Ya les ha llegado la instancia final a aquellos que forjaron sus condiciones conductivas en las rutas, a fuerza de coraje, picardía y talento. Ahora deberán darles paso a jóvenes dotados de un manejo técnico formado sobre los monopostos. Y ese cambio de esencia sobre los autos también se verá reflejado debajo de ellos. Ya se apagan los polémicos duelos repletos de verborragia y suspicacias, por discursos más políticos provenientes del perfil bajo. Es que este cambio es tan sustancial porque no se trata de una renovación generacional natural, sino inducida por las nuevas tendencias del automovilismo cada vez más profesionalizado. En el que las estructuras y lo empresarios están dispuestos a apostar en proyectos con jóvenes talentos apuntalados por coequipiers de trayectoria o ex pilotos con experiencia en la función de Directores Deportivos. El “nuevo” automovilismo traerá también consigo otro formato de ídolos, impulsados por la mediatización y el marketing; y lejos de los múltiples campeones de ayer, dueños de incontables logros. Pero pese a todo seguirá el espectáculo en pista. Quizás ahora con lucha abierta y lejos del monopolio de unos pocos. Se viene un “nuevo” automovilismo de la mano de jóvenes pilotos. Se viene un “nuevo” automovilismo que no será ni mejor ni peor, sino que será simplemente nuevo…

No hay comentarios: